martes, 23 de septiembre de 2008

El tren del morbo

Hoy tenía pensado publicar la entrada referente a la celebración de mi 23 cumpleaños, pero no puedo dejar de lado lo que ha sucedido este mediodía ya pasado así que, la exposición de regalos y la celebración de un cariñoso premio quedan pospuestas para otra ocasión.
Os cuento, me dirigía en tren hacia la capital para hacer unas compras. En el iPod sonaba una de mis canciones de house preferidas y en su pantalla iban pasando las fotos del fin de semana anterior en las que, como de costumbre, en todas salía como si acabara de fumarme un porrete.
Segunda parada antes de llegar a mi destino, miro por la ventana y veo que hay un grupo de policías en el andén, pero yo sigo con el visionado de las fotos. Las puertas de todos los vagones se abren, levanto la mirada de mi iPod y veo que la chica que esta en frente de mí se levanta repentinamente. Acto seguido la gente empieza a asomarse y a comentar. Enseguida he deducido que había algo anormal en las vías, se trataba de un cuerpo sin vida...
Una palabra me ha venido a la mente, solo una: increíble. No podía creer que la gente se levantara de sus asientos para ver un espectáculo de esas características. ¿Tanto nos dejamos llevar por el morbo?

Nos quejamos de que nos saquen imágenes violentas cada dos por tres y sin embargo, cuando vemos algo de este tipo en vivo, no somos capaces de ver en ese cadáver que antes de estar ahí era una persona con mucho por vivir.
Pongo como ejemplo dos trágicos sucesos terroristas, el 11S y el 11M, dos días en los que vimos imágenes de todo tipo, casi todas con un tinte de lo más gore ¿Es necesario ver un trozo de cabeza entre los escombros para hacernos una idea de lo ocurrido? La respuesta está clara y es un rotundo: NO. A mí me basto solo una imagen del 11M, quizá la única en la que no había ni rastro de sangre ni nada parecido, para impregnarme del terror y entender lo que estarían viviendo tod@s l@s afectad@s en esos momentos.
Y sinceramente, este mediodía en el tren ni se me ha pasado por la cabeza el acercarme a ver aquello. Lo que sí he pensado ha sido en si habría sido un fatal accidente o algo premeditado por la persona que yacía entre las vías. Es muy triste que alguien se vea obligado a quitarse la vida. No logro entender lo mal que puede estar una persona para encontrar como única solución el fin de todo esto...

Lo ocurrido me ha hecho recordar la primera escena de la opera prima de Amenabar: Tesis. Una película que a mi me gusta, aunque algunos me digan que es un bodrio.
En la primera escena la protagonista baja del tren y en la estación hay un policía que está apartando a todos los curiosos que se acercan a las vías porque en esta ficticia ocasión, también hay un cadáver en ellas. La protagonista, como no podía ser menos, iba a curiosear, cuando el policía la aparta y la cámara no logra captar la imagen del cadáver, con lo que el espectador puede dejar volar su imaginación, no sin antes soltar un: "Uisss". Casi, casi lo has visto, ¿verdad?
En esta misma película también se refleja una realidad social, la importancia que la mayoría le damos a la apariencia física. Yo personalmente me negaba a creer que el guapo de turno tuviera el papel que tiene, sin embargo al pobret friky le endosé todas las etiquetas despectivas a la primera de cambio...

Pasado un tiempo el tren en el que iba siguió su curso dejando una vida más atrás... Porque así es el verbo vivir, como el tren, unas veces lo pierdes, otras veces te cansas de esperarlo y en él te encuentras a gente que pasa a ser habitual y otra que pasa sin dejar rastro en ti...

11 noctámbulos se han estrellado aquí:

Luna Carmesi dijo...

Parece que tenemos una necesidad perturbadora de saber de lo ajeno... Y si ello es negativo casi mejor. El exito de los realities en las tvs es una prueba de ello. No nos basta, un buen libro, canción o una pelicula para evadirnos y condimentar nuestra vida, ahora parece que necesitemos saber que 'aquel' sujeto es determinada manera y además le pasara lo otro...

En fin...

Besos!

Mara dijo...

Cierto es, a mi tb me ha recordado a tesis.. y qué quieres que te diga... hay gente para todo!!!

X dijo...

La verdad es que mientras lo contabas me estaba acordando de Tesis, ya veo que tú también. ;-)

La terapia de Rafaela dijo...

A mi me pasa lo que a ti, lo del morbo no me va, si veo un suceso de esos ni me levanto, no puedo con ello. Pero si hay alguien que se siente mal y hay que bajarse del tren para acompañar, llamar a alguien eso es otra cosa.
Esperamos el relato de tu cumple bss

Enigmática dijo...

Que triste es todo esto, hubiese preferido el post de tu cumpleaños. No me refiero a que no hubieses escrito esto, sino a que jamás hubiese sucedido, no se que es peor, si desear que hubiese sido un accidente o algo premeditado, así que prefiero no desear nada.

Besos tristes...

Enigmática

Nadym dijo...

Istar, qué razón tienes al describir el tren de la vida. De todos modos el episodio que te ha tocado vivir hoy no ha sido muy agradable, como han dicho por ahí arriba, creo que todos hubiésemos preferido un post de tu cumple.

Un besito guapa.

Martha dijo...

Me ha encantado la metáfora del final en la que comparas la vida con un tren...Me ha hecho pensar, la verdad!

Bueno...la verdad es que me ha hecho pensar todo el post...

Besitos guapa!

SehT dijo...

Hola.
La verdad es que tuvo que ser una situación horrible, tanto por el accidente en sí, como por la reacción. Aunque algunos, más que morbo, yo creo que querían ser los primeros en saber qué pasa.
Muy bonita la metáfora de la vida.
Saludos :)

Olivia dijo...

Y otras veces el tren pasa y tu no te enteras porque estas hablando por el movil...jajaja.Asi es la vida!
Pero siempre tenemos la opcion de esperar en la estación y coger el siguiente.

Un beso

Cruela dijo...

EN la vida es cierto que hay que saber coger trenes...
y la verdad es que no hay que temer equivocarse está es la cuestión...
somos morbosos por naturaleza pero algunos además se deleitan de la morbosidad eso es lo que no me va a mí...
miramos pensando ostia menos mal que no me ha pasado a mí pero nadie es inmune... es cuestión de haber cogido un tren equivocado
Bsesos

Istar dijo...

LUNA CARMESÍ: Exactamente, somos cotillas por naturaleza y la necesidad de saber más sobre un determinado asunto es proporcional a lo malo del mismo. Cuando más macabra es una cosa más nos interesa... Triste pero es así y los que manejan los realities como tu has dicho se aprovechan de ello.

MARA y X: Es que esa película es un fiel reflejo de lo que he comentado, era imposible no ponerla como ejemplo jeje. Espero que no seáis de los que piensan que es un bodrio... :oS

LA TERAPIA DE RAFAELA: A mi, a parte de que eso no me va, es que veo una gota de sangre y me mareo, como para acercarme a ver algo así... Pero al igual que tu no dudo en ayudar cuando una persona ha tenido un percance, porque esto ya es algo totalmente diferente.

ENIGMÁTICA: Yo también habría preferido publicar algo más animado pero bueno, reacciones así creo que no se deben dejar pasar por alto y veo que a vosotr@s tampoco os ha resultado indiferente. Sinceramente tampoco sé que es peor porque las personas que deja lo van a pasar igual de mal...

NADYM: Como bien has comentado ha sido un episodio desagradable, pero seguro que lo ha sido más para aquellos morbosos. Dudo que se quiten esa imagen de la cabeza en un tiempo, por lo menos a mi me costaría... El post del cumple ya está, así que a ver si nos anima a tod@s un poco jeje.

MARTHA: Me alegra que la metáfora te guste y que te haga pensar todo esto. Solo espero que tu no hayas perdido muchos trenes, Yo sí he perdido algunos pero supongo que con el tiempo aprendes a ser puntual ;o)

SEHT: ¡¡Bienvenido!! Supongo que es una mezcla de morbo y curiosidad lo que nos hace actuar en estos casos. Nos gusta ser los que cuenten la historia y no que nos la cuenten... Al final siempre pasa lo mismo, que un mismo suceso tiene diferentes versiones y ninguna de ella es del todo cierta.

OLIVIA: Jajaja, ¡muy bueno! O te pasas tu parada porque te quedas dormida por haber estado toda la noche de fiesta. Supongo que si el siguiente tren te lleva al mismo destino se puede esperar, no? Lo malo es si no es así, por eso hay que estar más atenta a todo jeje.

CRUELA: Pues yo por temor a equivocarme de tren lo he dejado pasar alguna vez, espero ser más valiente y que no me vuelva a ocurrir... Ahí has estado bien, nadie es inmune a nada por eso tenemos que ser más respetuosos con todo lo que pasa a nuestro alrededor.

¡¡Muchos besos a tod@s y como siempre graciaaaaaas!!